5 consejos para afrontar los cambios en la vida

Los momentos de cambio pueden ser duros, pero aquí tienes algunos consejos que puedes probar para facilitarte las cosas:

  • Tómate tiempo para reflexionar

Tanto si el cambio es planificado como si es inesperado, es fácil que te centres en la nueva situación en la que te encuentras, aunque la mayoría de las transiciones vitales incluyen alguna forma de pérdida: de persona, de lugar o de tu papel. Tomarse un tiempo para reflexionar sobre el origen, el significado del cambio y la despedida ofrece un espacio para honrar lo que se deja atrás y procesar lo que la transición significa para uno mismo. No siempre es posible hacer esto en medio de una transición no planificada, pero dedicar tiempo a considerar las pérdidas y las ganancias puede ayudarte a adaptarte a una nueva situación y, en última instancia, a encontrar algo de paz en tu nueva «normalidad».

  • El cambio como un reto positivo

Cuántas veces oyes a la gente decir «Odio el cambio, mantén las cosas como están». Si el cambio es una constante en la vida, ¿qué nos ofrece? Las transiciones en la vida nos dan la oportunidad de enfrentarnos a los miedos, reevaluar las opciones y las situaciones de la vida, salir de un lugar en el que estamos estancados y crecer y aprender. Nos dan la oportunidad de identificar, desarrollar y practicar habilidades de afrontamiento, al mismo tiempo que desarrollamos la resiliencia. Es comprensible que te resistas a los cambios imprevistos que alteran tu rutina, pero la aceptación es una parte clave para avanzar, y reconocer que «aquí es donde estás» (incluso si no invitaste al cambio) puede abrirte a nuevas formas de avanzar.

  • Presta atención a lo familiar

A veces las transiciones de la vida pueden hacer que todos nos sintamos como si estuviéramos de repente en el mar, con la vida diaria totalmente diferente. Encontrar una estructura sencilla en la nueva situación y reconocer lo que permanece constante puede ayudarte a sentirte más arraigado, seguro y reconfortado por lo familiar. Fíjese en lo que sigue existiendo en su vida antes del cambio: las personas que le rodean aunque haya perdido a alguien cercano, sus pertenencias favoritas si se ha mudado de casa, su café matutino de camino al trabajo si ha cambiado de empleo, o su asignatura o deporte favorito en un nuevo colegio.

  • Aproveche su red de apoyo

Reconocer que todos necesitamos apoyo en algunos momentos de nuestra vida es una fortaleza que puede aliviar el dolor del cambio de circunstancias. Ya sea el alivio de compartir tus preocupaciones con un amigo de confianza, pedir ayuda práctica para las tareas diarias o buscar el consejo de un profesional, todo puede ayudarte a superar los momentos de cambio. Averigua qué ayuda está disponible para ti a través de tus conocidos, tu lugar de trabajo o escuela y tu comunidad. Si no cree que tiene una red de contactos, existen muchas organizaciones a nivel nacional y local que ofrecen información, asesoramiento y apoyo, a menudo de forma gratuita o sin coste alguno.

  • Sea amable con usted mismo

Cuando la vida es difícil, es fácil que nuestras necesidades se pierdan en el torbellino de emociones y aspectos prácticos a los que nos enfrentamos. Nuestros cuerpos y mentes necesitan un mantenimiento regular para funcionar eficazmente. El autocuidado no es un capricho, sino una necesidad para superar las transiciones de la vida y los momentos de cambio con éxito y con nuestra salud intacta. Los actos pequeños y realizables de «automantenimiento», como acostarse con regularidad, momentos de tranquilidad para uno mismo, comidas saludables y regulares y algo de ejercicio suave o práctica de la atención plena, pueden ayudarte significativamente a afrontar las transiciones de la vida que se te presenten.

Si te sientes abrumado por un cambio de vida o una transición y estás luchando por afrontar el momento, nuestros voluntarios capacitados de Shout están aquí para apoyarte, 24/7.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.