Blog

Según el biólogo de fauna salvaje Dajun Wang, la respuesta es «el bambú». La investigación del Dr. Wang se centra en la ecología de la vida salvaje en el oeste de China, con un enfoque principal en la población de especies en peligro de extinción y la gestión del hábitat bajo la perturbación humana. Comenzó su carrera de investigación sobre la fauna silvestre estudiando a los pandas gigantes salvajes en 1993, y recibió su doctorado en 2003 sobre el movimiento, las actividades y el área de distribución del panda gigante salvaje. Luego amplió el campo de investigación desde la observación de los individuos a la fragmentación del hábitat, y después a la biodiversidad en las montañas del oeste de China.

El Dr. Wang dijo al Huffington post que el diminuto tamaño de nacimiento es «definitivamente el resultado de la evolución de millones de años». Y amplió diciendo que «es una especie de estrategia de cría».

La estrategia, explica Wang, se debe a que los pandas subsisten casi por completo de bambú, que tiene un valor nutricional muy bajo. Es más fácil para el animal convertir el bambú en leche que convertir el bambú en tejido animal», dice Wang. La contrapartida, sin embargo, es que las crías requieren más cuidados de sus madres para amamantarlas, mantenerlas calientes, evitar a los depredadores, etc.

Lea el artículo completo del Huffington Post AQUÍ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.