Ensayos de flujo lateral: Principios, diseños y etiquetas

Los ensayos de flujo lateral (LFAs) han atraído el interés debido a sus formatos amigables para el usuario, tiempos cortos de ensayo, pocas interferencias, bajos costos, y ser fáciles de operar por personal no especializado. Esta técnica se basa en la interacción bioquímica de la hibridación antígeno-anticuerpo o ADN-sonda-ADN diana. Un ensayo de flujo lateral (LFA) se compone de cuatro partes: una almohadilla de muestra, que es la zona en la que se deja caer la muestra; una almohadilla de conjugado, en la que se combinan etiquetas con elementos de biorreconocimiento; una membrana de reacción que contiene la línea de prueba y la línea de control para la hibridación ADN-sonda objetivo o la interacción antígeno-anticuerpo; y una almohadilla absorbente, que reserva los residuos. Para la construcción de LFAs se utilizan nanopartículas de oro, perlas de látex coloreadas, nanopartículas de carbono, puntos cuánticos y enzimas como etiqueta para aumentar la sensibilidad. En este trabajo se resume el principio de los AGL, los elementos de biorreconocimiento, las prestaciones analíticas, los límites de detección (LOD) y los rangos lineales de los AGL desarrollados en diferentes campos. También se discuten las perspectivas futuras en este campo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.